Twist and shot » El poder oculto

16 abril 2021

El poder oculto

Conocía bien sus canciones, su letra y su música. Eso es lo mismo que decir que podía caminar por su alma sin perderse, por muy laberíntica que fuera.

Sol tenía una capacidad innata, un don que ella ocultaba, sabedora de su poder y era el poder adentrarse en el universo más recóndito de las personas y de hacerlo sin que se notara, simplemente a través de la observación.

Descubrió así a mucha gente maravillosa, con un alma blanca, pura, apenas manchada por las circunstancias de la vida. También a otra que era todo lo contrario, oscura, en la que no había claridad alguna y sí mucha maldad. De estas últimas personas huía automáticamente. Bastante problemas tenemos todos ya como para juntarnos con tipos y tipas que nos van a causar muchos más. No les daba la oportunidad de mostrar su mejor cara, la que maquillaban para engañar al mundo. Ella sabía de antemano lo que había tras ese maquillaje y no le gustaba, porque no era bueno.

Así, presumía de tener los mejores amigos y la pareja más fabulosa que alguien tuviera la suerte de encontrar. Ni ellos ni ella se fallaban jamás. Eran un apoyo constante y la duda sencillamente no existía, por lo que la confianza era total. Qué felicidad y qué tranquilidad le proporcionaba eso.

Un día le presentaron a una chica. Su mera presencia le sorprendió y la dejó boquiabierta, casi de forma literal. No era ni alta ni baja, ni gorda ni flaca, no tenía en realidad ningún rasgo destacable. Pero aun así era imposible no sentirse atraído por ella. Sería eso que llaman personalidad, ella lo consideró magnetismo.

El imán funcionó al instante y se hicieron las mejores amigas. Acostumbrada a no sospechar de sus conocidos, se relajó, como siempre hacía al abrir la puerta de su vida. Y se equivocó.

No supo, hasta que fue tarde, que su nueva amiga en realidad no era tal cosa. Más bien al contrario, tenía su mismo don, pero neutralizaba su efecto sobre ella misma y lo empleaba al revés; buscaba a esas personas de alma blanca y les chupaba la energía, se alimentaba de su bondad para luego dejarlas vacías, tiradas. Y contra alguien que ostentaba su mismo poder y lo empleaba con maldad, no pudo luchar desde la inocencia y por una vez, perdió.

Foto: Ashley Bean


Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


8 − = cinco

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS