Twist and shot » El día del revés

7 abril 2021

El día del revés

“El invierno está en mi cabeza, pero la eterna primavera está en mi corazón”. Elena cierra el libro que estaba leyendo y lo deja con cuidado a su lado, sobre el césped del jardín, plagado de flores amarillas. La cita de Víctor Hugo era suficientemente potente como para mantenerla en el cerebro durante un buen rato y deleitarse en ella en exclusiva.

Siempre ha amado la primavera, desde que era una niña. Y ha seguido haciéndolo años después, a pesar de que la alergia se lo puso difícil. Desde el principio de su madurez, los meses de abril y mayo habían sido un quebradero de cabeza por los estornudos, los picores, las molestias en la garganta… y también por el ánimo, que a pesar del esplendor y de la luz radiante, le bajaba un poco hasta aclimatarse a la nueva estación y hacerse con ella.

Elena s adicta a las predicciones meteorológicas. Enciende la tele cuando sabe que es la hora en la que los informativos hablan del tiempo y va haciendo zapping de un canal a otro para tener un conocimiento más global de las temperaturas que vendrán. Le gusta ver las nubes y claros dibujadas en los mapas, los iconos de las marejadas en la costa y los de las tormentas en cualquier lugar.

Conoce los nombres de los distintos tipos de vientos, sabe lo que es un anticiclón y disfruta comprobando que la inmensa mayoría de las predicciones de los meteorólogos se cumplen casi al minuto. Por supuesto, también tiene varias aplicaciones en su móvil que le indican si en un par de horas podrá salir a la calle sin chaqueta o si por el contrario tendría que llevarse un chubasquero para la cita que tiene esa tarde.

Se trata de un encuentro romántico. Una reunión postergada durante años que por fin hoy mismo tendrá lugar en un céntrico parque de la ciudad. Elena se prueba mil y un vestidos de flores, para ir con el dress code perfecto, siempre se ha fijado mucho en estas cosas. Finalmente, no le convence ninguno y opta por algo también informal y cómodo, un total look vaquero. Se mira al espejo, se recoge el pelo, se lo vuelve a soltar. Ya lo tiene todo claro, va a ser un éxito y volverá a casa más feliz de lo que saldrá, tiene ese pálpito. Tan nerviosa está que coge su bolso y sale escaleras abajo a toda velocidad sin comprobar la previsión del tiempo. Ni siquiera echa una mirada rápida al cielo y no ve que se acercan amenazadoras unas nubes grises cargadas de lluvia. La tormenta eléctrica se desata antes de llegar al parque, que el alcalde, él sí conocedor de lo que se avecinaba, había cerrado hacía unas horas.

Elena se sorprende por su torpeza, después se agobia. Luego intenta enviar un mensaje a su cita para encontrarse en algún otro lugar, a resguardo de la lluvia. Pero cuando está escribiendo el whatsapp piensa que no. Que su amiga primavera ha decidido por ella. Y que por algo será. Empapada, echa a andar despacio bajo el aguacero, de vuelta a casa.

Foto: Wes Hicks


Etiquetas: , , , , , , , , ,

1 comentario

  • 1. Este enlace  |  9 abril 2021 - 23:11

    Una experiencia muy chula.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


uno + 6 =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS