Twist and shot » Castillos de arena

17 junio 2020

Castillos de arena

Su mayor deseo durante cada uno de los inviernos de su vida era que llegara el verano. Abrir puertas y ventanas al buen tiempo y a la despreocupación que va unida a las vacaciones y sencillamente respirar, dejarse llevar.

Si había una playa cerca, el placer era infinito, aunque tampoco tenía nada en contra de una buena piscina, con teselas azules o verdes, que dibujaban quizá figuras marinas en el fondo, o que se iluminaba por la noche, permitiendo el placer de nadar bajo las estrellas.

Este último invierno, seguido de una primavera terrible, en la que el mundo quedó paralizado víctima del miedo y la enfermedad, pensó que se quedaría sin verano. Se avergonzaba, le parecía un pensamiento frívolo, porque aquello obviamente era un mal menor para lo que estaba sucediendo en el mundo que habitaba. Un mundo, una sociedad, una época que habría cambiado casi por cualquier otra. Era consciente, en todo caso, que nunca había vivido una guerra, ni sus padres tampoco, y no había presenciado tampoco una epidemia global o un desastre natural, por lo que había eludido todo tipo de catástrofes sociales hasta ahora.

Ella soñaba con un mar cálido y en calma, con una playa de arena fina y la brisa acariciando su pelo. Buscar conchas, mojarse los pies, sumergirse en el agua, nadar. Nada de eso podría hacerlo este verano, pensaba.

Las semanas, los días fueron ido pasando y el miedo y la enfermedad aún continúan, aunque su poder parece ser ahora algo menor. Y la gente va animándose, sale a la calle, planea viajes, imagina destinos esperados y felices que confía en disfrutar en cuestión de poco tiempo.

Sin embargo, a ella nunca le ha gustado construir castillos de arena. Una ola suele ser suficiente para convertir la escultura más trabajada y preciosa en la nada más absoluta en unos segundos. Así que no sabe qué hacer. Si dar por perdido su verano y desear con más fuerza el del año que viene, o liarse la manta a la cabeza y apostarlo todo a este.

¿Cuándo empezaron a construirse los castillos de arena? Los antiguos egipcios los hacían a modo de maquetas de sus pirámides, conscientes de que esa era su única finalidad, ser un modelo destinado a ser destruido en breve. Y no fue hasta el siglo pasado cuando surgieron los artistas, escultores de arena fina que crean obras en las playas de Sidney, de California o de Gran Canaria. Todos ellos saben que su resultado es bello pero efímero… A no ser que controlen muy bien lo que están haciendo. Porque un castillo de arena puede perdurar en el tiempo y eso es algo que ofrece esperanza. Pero para ello se necesita saber qué tipo de arena utilizar, en qué zona construirlo y qué cantidad de agua usar. De lo contrario, se vendrá abajo irremediablemente.

Foto: Daiga Ellaby


Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− 3 = tres

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS