Twist and shot » El extraño caso del asteroide BZ509

21 mayo 2018

El extraño caso del asteroide BZ509

Hace unas horas, a media mañana, mientras comía una triste ensalada frente al ordenador del trabajo, cayó sobre mi pantalla un artículo fascinante. Trataba de un asteroide, como el de El Principito. Este se llamaba BZ509 y se había descubierto hace muy poco, en 2015. El asteroide BZ509 es sin embargo, un asteroide maduro, hecho y derecho, con solera. Se calcula que lleva orbitando por ahí desde hace 4.500 millones de años, como mínimo. No lo digo yo, lo dicen los científicos. El asunto es que estamos ante un misterio inquietante. Y es que este asteroide viaja en sentido contrario a los demás. A todos los demás. Va formando una elipse alrededor de Júpiter en sentido contrario a los 6.000 asteroides con los que comparte su órbita. Y sin embargo no ha chocado con ninguno y parece muy poco probable que lo haga en el futuro. Es un kamikaze sin suerte, un asteroide que va por libre, un bala perdida de espacio.

Cómo no identificarse con él. Este ha sido mi primer pensamiento al leer su historia. Mucha gente en Twitter estaba compartiendo la noticia esta tarde, casi todos los tuiteros haciendo chistes sobre él, algo que me ha sorprendido, la verdad. Yo me he puesto en su piel. Bueno en su materia, sea esta la que sea, rocosa o metálica. Y se me han ocurrido un montón de ideas, todas ellas por supuesto imposibles.

A saber, el asteroide podría querer ver qué pasaba si elegía ser distinto. Un sistema solar donde todos los asteroides y hasta los planetas orbitan en el mismo sentido, el contrario de las agujas del reloj, tiene que ser muy aburrido, debe de acabar con la paciencia de cualquiera que desee sentirse un poco libre. El BZ509 quería probar algo nuevo, dar un giro a su vida, nunca mejor dicho. Y eso le ha llevado a ser un incomprendido, un bicho raro, alguien digno de análisis incluso por los científicos de la Tierra, que necesitan encontrarle explicación a todo.

Otra posibilidad imposible, que el asteroide buscara a alguien. ¿Y cómo lo iba a encontrar si daba vueltas siempre en el mismo sentido y al mismo ritmo que los demás? Su amigo podría ir justo detrás de él y serían como una pescadilla que se muerde la cola. Una búsqueda infinita.

Una tercera idea, el BZ509 no quiere vivir más y ha decidido suicidarse. Orbita a toda velocidad en un intento desesperado por colisionar con alguien y estallar en millones de pedazos. 4.500 años dan para mucho y él ya ha visto suficiente, no tiene esperanza en el espacio. Pero ni por esas tiene suerte…

La solución al misterio ha sido hallada. La han encontrado un equipo de astrónomos del planeta Tierra. Resulta que el BZ509 es un extranjero a nivel espacial. Viene de muy lejos y no se adapta a las costumbres de nuestro sistema solar. Su universo es otro. Pertenece a un sistema distinto y fue capturado por la potente fuerza de la gravedad de Júpiter, que lo arrastró hasta su órbita. Su única manera de mantener su personalidad, su esencia, de diferenciarse del resto, es moverse en sentido contrario. Tenemos tanto que aprender los humanos del asteroide BZ509, pensaba yo este mediodía, mientras terminaba mi ensalada.

Foto: Javier Allegue.


Etiquetas: , , , , , ,

4 Comentarios

  • 1. Patricia Martinez Peñalver  |  24 mayo 2018 - 09:39

    Me encanta la astrología, gracias por la información.

  • 2. Sandra Sánchez  |  28 mayo 2018 - 17:33

    Gracias a ti, Patricia : )

  • 3. vanesa  |  30 mayo 2018 - 16:30

    Que maravilla

  • 4. Sandra Sánchez  |  30 mayo 2018 - 16:41

    Muchas gracias, Vanesa : )

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


7 − dos =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS