Twist and shot » Mujeres solas

17 octubre 2017

Mujeres solas

Llevo días pensando en escribir un post sobre Blade Runner. La película de hace 35 años y la nueva, que nos lleva hasta 2049, aunque sus imágenes con un ambiente contaminado hasta límites insospechados y sin duda insalubres podrían hacernos pensar que pertenece a este extraño mes de octubre o como mucho a un futuro inmediato.

Sin embargo algo me frenaba a ponerme a ello, no sé qué ni por qué. Pero yo hago caso a estas cosas, así que lo dejo pendiente para una próxima entrada. El sábado vi la película Viajo sola. La emitieron en La 2, donde ponen siempre las mejores pelis. Los sábados por la noche si te quedas en casa puedes decir que tienes el planazo casi asegurado, pues suelen dar en el clavo.

Ya había visto Viajo sola y recuerdo que la primera vez me gustó. En este segundo visionado me ha encantado, es realmente bonita. Pertenece a ese género raro en el que se engloban películas “pequeñas”, que cuentan historias “pequeñas” en las que parece que no pase nada, pero en las que pasan muchas cosas. Son esas en las que el tiempo vuela y que te dejan con una sonrisa puesta o con cierta tristeza, en todo caso con algún sentimiento que se queda en ti más tiempo del habitual y que te hace pensar.

Viajo sola narra el día a día de Irene, una alta ejecutiva, una mujer italiana de mediana edad (quizá algo más) cuyo trabajo consiste en visitar de incógnito hoteles de lujo de todo el mundo para decidir si mantienen sus 5 estrellas o si bajan de categoría. Vive por todo lo alto, viste que te dan ganas de atravesar la pantalla con la mano para tocar sus chaquetas, se cuida como poquísimas privilegiadas pueden hacerlo. Y sin embargo algo falla.

La otra cara de la moneda se presenta en el papel de su hermana, Silvia. Ella tiene un trabajo y una familia convencional, con un marido y dos hijas, hace malabares para llegar a todo y vive en un estado de agotamiento permanente. ¿Quién de las dos tiene una vida perfecta?

No voy a desvelar cómo se desarrolla la trama por si alguien aún no ha visto la película y se anima a hacerlo. Pero te deja pensando sobre cómo vivimos las mujeres hoy en día. Todo tipo de mujeres, independientemente de nuestra condición económica, social, familiar… Pareciera que todas estamos sometidas a ciertas reglas impuestas por otros o autoimpuestas, sólo para complacer, para creer que estamos en la onda, para convencernos de que eso es lo que queremos… aunque no sea así. Se lleva la mujer sin hijos que se vuelca con sus sobrinos (PANK, las llaman, Profesional Aunts No Kids), la que trabaja dentro y fuera de casa, la que deja el trabajo para cuidar en exclusiva de sus peques. Todas estas opciones están fenomenal. Lo que da que pensar es “que se lleven”, que “estén de moda”. Y que temamos salirnos de esos roles determinados por no se sabe quién y quedarnos fuera de no se sabe qué.

En un momento de la película, Andrea, el amigo de la protagonista, un tipo moderno como el que más, le pregunta a Irene qué plan tiene para esa noche. Ella contesta que irá al cine. Y él dice, “¿pero sola? No sé, ir sola al cine por la tarde todavía, pero ¿por la noche? Es un poco raro, ¿no?”. Voto por que vayamos al cine solas por la noche si es lo que queremos hacer y por que elijamos por nosotras mismas. Siempre. Aunque nos equivoquemos.

Listen while you look…


Etiquetas: , , , , , , ,

12 Comentarios

  • 1. Shaila  |  17 octubre 2017 - 15:07

    Que bonita reflexion. Hay que viajar solas mas a menudo, sin miedo, aunque sea al cine de noche…
    Un abrazo desde Oxford, y me apunto la peli!

  • 2. Sandra Sánchez  |  17 octubre 2017 - 15:19

    ¡Muchas gracias, Shaila! Abrazo grande hacia Oxford. : )

  • 3. Sonia Lizeth  |  17 octubre 2017 - 17:54

    Hola me ha gustado tu post, y me identifico con Irene porque yo voy al cine sola, disfruto de no estar dudando sobre la peli, porque suele pasar cuando vas acompañada, y y víajar hasta el día de hoy. Los lugares mágicos que conozco lo hice con mi mochila, mi cámara y mis ganas.
    Gracias por escribir sobre las que nos gusta nuestra independencia. 🙂

  • 4. Sandra Sánchez  |  18 octubre 2017 - 16:20

    Gracias a ti, Sonia. Disfrutar de la propia compañía siempre es fenomenal. : )

  • 5. Leticia, equipo miabamba.  |  17 octubre 2017 - 18:25

    Hola Sandra.

    Me ha encantado personalmente el texto. Es muy difícil en estos tiempos que corren alcanzan una balanza en la cual tengamos de todo un poco. Y encima que estén de modas ciertos roles… Totalmente de acuerdo, seamos quien queramos ser y elijamos lo que queramos elegir! 🙂

    Un abrazo,

    Leticia
    Equipo miabamba
    Complementos de diseño para #MujeresdelSigloXXI
    http://www.miabamba.com

  • 6. Sandra Sánchez  |  18 octubre 2017 - 16:21

    Estamos de acuerdo, Leticia, ¡elijamos! : ) Un abrazo.

  • 7. Erika  |  17 octubre 2017 - 20:35

    Precioso post y preciosa película. Tuve la suerte de verla el sábado por primera vez y me hizo pensar ❤

  • 8. Sandra Sánchez  |  18 octubre 2017 - 16:21

    Muchas gracias, Erika, me alegro que te hayan gustado (el post y la peli) ; )

  • 9. Lluvia  |  17 octubre 2017 - 21:24

    Genial reflexión, Sandra. La sociedad está llena de estereotipos. ¿Por qué nos cuesta tanto soltar las riendas?. La soledad es el mejor estado para conocerse a uno mismo. Todavía no he viajado sola. Pero me gusta salir a tomar un café, y observar lo que sucede a mi alrededor, o mientras, leo un buen libro. Recuerdo la primera vez que fui sola al cine, era una adolescente. Quería ver una película de Kim Ki Duk, me costó un poco dar el paso. Pero, despues sentí mucha satisfacción. No sólo por el poético largometraje, sino, porque me sentí libre.

    Un abrazo, Sandra

  • 10. Sandra Sánchez  |  18 octubre 2017 - 16:23

    También yo empecé a ir al cine siendo súper jovencita y tuve la misma sensación, me pareció una gran experiencia. Gracias, Lluvia. Un abrazo de vuelta : )

  • 11. Vanesa López  |  20 octubre 2017 - 18:39

    Elijamos siempre.
    Y me apunto el título de la película porque no sabía de ella.
    🙂

  • 12. Sandra Sánchez  |  24 octubre 2017 - 11:57

    Genial, Vanesa, te va a gustar 😀

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


ocho − 4 =

Subscríbete a los comentarios vía RSS