Twist and shot » Aún queda verano

21 agosto 2017

Aún queda verano

No sé cómo lo llevaréis vosotros, pero para mí este verano está siendo raro. Pasan muchas cosas, pasan cosas casi a cada instante, pero a la vez quiero que pasen más y más. Siempre esa ¿ansiedad?, mejor ese deseo de vivir la vida intensamente, sin dejar escapar ni un segundo. Y parece que estos meses de calor, en los que nuestras rutinas dan un vuelco son más proclives a lograrlo, de ahí ese empeño por no dejarlos pasar sin que todo pase. ¿Tiene sentido lo que digo? Espero que sí.

Paso gran parte de mi tiempo inventando historias. Mis amigos me cuentan las suyas y me dicen “esto podría pasarle a alguno de tus personajes”. Pues sí, claro que sí. Como también es verdad eso de que hay que tener cuidado con lo que le cuentas a alguien que escribe; podría utilizarlo en cualquier momento, tenlo por seguro. El día menos pensado lees algo suyo en algún sitio y ahí está, disfrazada o no, la anécdota que le contaste.

Es así. Porque aunque yo me pase la vida creando situaciones imaginarias, ideándolas, soñándolas o incluso deseándolas para mí, a sabiendas de que son sólo eso, quimeras, cuentos lanzados al aire y que se deshacen con la brisa, de repente alguna se vuelve realidad. O mejor aún, de pronto suceden cosas que superan a las que una mente fantasiosa puede concebir.

Muchas de ellas tienen lugar en los viajes, en los trayectos, algo también muy usual en estos meses en los que quedarse en casa no parece una opción y salimos, salimos a donde sea, en avión, en coche, en tren, a nado… ¿Huyendo o en busca de algo? Cada cual tendrá sus propios motivos.

Un amigo me contó hace tiempo cómo conoció a su nueva novia y en los últimos días, no sé por qué, he vuelto a recordarlo. Fue de película, pero saber que ha ocurrido en realidad me hace seguir creyendo en las sorpresas, en el amor, en todo tipo de cosas bonitas que están por ahí, buscando su sitio en esta sociedad loca en que vivimos.

Él subía a un avión, volvía a su casa en Londres después de pasar las vacaciones de verano visitando a su familia en Madrid. Cuando llegó a su asiento vio sentada en el de al lado a una chica más o menos de su edad, pero no reparó mucho en ella. No lo hizo hasta que el avión se puso en marcha y la chica empezó a llorar. Tenía pánico a volar, auténtica fobia; pero se casaba en Londres su mejor amiga y no podía fallarle. Por eso había hecho un esfuerzo que ahora veía que estaba por encima de sus posibilidades, porque no podía controlarse y el llanto y los nervios eran ya imparables.

Mi amigo, que es de naturaleza súper cariñoso, todo hay que decirlo, le cogió la mano y empezó a contarle tonterías. Que cómo se le ocurría a su amiga casarse en Londres, que iba a llover seguro. Que Madrid tenía mucho más encanto en esa época del año, dónde iba a parar. Que si necesitaba un acompañante para la boda no contara con él, porque era alérgico a todo tipo de ceremonias…

La chica siguió llorando, pero a la vez empezó a reírse y continuó haciéndolo mientras el avión cogía altura. El momento más peliagudo del vuelo había pasado y lo había superado gracias a él. El resto del trayecto siguieron charlando, ella ya mucho más calmada y cuando aterrizaron se dieron cuenta de que seguían cogidos de la mano. Después de eso él no le acompañó a aquella boda, tal como le había anunciado, pero sí se vieron al día siguiente. Y comenzaron una relación a distancia, Londres-Madrid, que continuó feliz durante bastante tiempo. Ahora ya no están juntos, pero vivieron una preciosa historia en común, con un inicio mágico, que estoy segura que siempre recordarán y formará parte de cada uno de ellos.

Visualizo perfectamente aquel viaje en avión y no puedo evitar sonreír. Aún queda verano.

Foto y ©: Joann Boyer

Listen while you look…


Etiquetas: , , , , , , , , ,

8 Comentarios

  • 1. Stephanie Belles  |  21 agosto 2017 - 13:39

    Jeje que curioso, lo cierto es que en los viajes siempre hay anécdotas curiosas que contar 🙂

    Me ha gustado el post! Y pienso lo mismo, aún queda verano!.

    B. http://www.StephanieBelles.com

  • 2. Sandra Sánchez  |  22 agosto 2017 - 10:54

    Gracias, Stephanie, ¡queda verano! : )

  • 3. María  |  21 agosto 2017 - 17:13

    Cualquier historia x pequeña q sea bien narrada , es una maravilla.

  • 4. Sandra Sánchez  |  22 agosto 2017 - 10:54

    Muchas gracias, María, un abrazo.

  • 5. Aran  |  27 agosto 2017 - 16:31

    Cuantas historias “de pelicula” se viven en los aviones.. yo tengo una pero es triste;:bueno o no.. según se mire ahora tras un tiempo

    * Saludos

  • 6. Sandra Sánchez  |  4 septiembre 2017 - 14:27

    Casi todo es según se mire, Aran. Quédate con el lado positivo… : ) Saludos

  • 7. Amicuba  |  4 septiembre 2017 - 00:47

    Sencillamente ideal! Un post precioso!!! Me encanta

    Un beso enorme mi reina hermosa feliz día corazón ✌
    ❤️❤️❤️

    Te dejo mi nuevo post por si quieres echarle un vistazo. 😉

    https://amicubasite.com/2017/09/03/%F0%9F%99%8B%F0%9F%8F%BDvolvimos/

  • 8. Sandra Sánchez  |  4 septiembre 2017 - 14:27

    Jaja. Muchas gracias 😀

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− uno = 6

Subscríbete a los comentarios vía RSS