Twist and shot » Los comienzos

3 enero 2017

Los comienzos

Twist and shot

Listen while you look…

Un viaje de mil millas comienza dando un paso. Y lo que nos gustan los viajes largos, mucho más que los destinos, que siempre crean grandes expectativas y una vez que los alcanzas te pueden decepcionar. El camino que lleva hacia ellos es más interesante, dónde va a parar.

Los comienzos marcan la calidad de las relaciones, hoy me he despertado pensando en eso. Si dos personas se conocen de un modo inesperado, sorprendente, raro, el futuro es siempre prometedor. Si en cambio son presentadas de la forma más habitual… bueno, puede ir genial, claro, pero necesitarán en mayor medida que la suerte les eche una mano. No sé si estarás de acuerdo conmigo o si sólo estaré divagando, pero lo creo así.

El factor sorpresa siempre es un plus. Un encuentro en un aeropuerto sin tiempo para nada. Un coincidir y descubrir que habéis estado los dos en los mismos sitios al mismo tiempo sin haberos percatado el uno de la presencia del otro. Una llamada que iba destinada a otra persona, pero que recibes tú… Todo esto es comenzar ya con magia y supone un empuje grande para que todo vaya sobre ruedas, de emoción en emoción, sin dejar lugar a la rutina o al aburrimiento; convirtiendo la historia en común en un comienzo eterno. No hay nada mejor que eso, que esa sensación de inicio no tenga caducidad.

Conviene, tal como yo lo veo, no llegar a ningún sitio juntos. No alcanzar ningún destino, sino vivir más bien en un viaje perpetuo. Puede ser rumbo hacia el norte, en busca del frío, de civilizaciones perdidas o incluso de ninguna civilización en absoluto, en busca de nada, sólo de caminar. O hacia el sur, descubriendo qué secretos esconde el desierto a su paso. Y compartiéndolos, disfrutándolos sin más y siguiendo hacia adelante agarrados de la mano, con la piel siempre de por medio. Porque, una vez que te pones un objetivo, un destino en este caso y lo alcanzas, ¿qué queda después? Permanecer en él hasta que te canses o, lo que es lo mismo, la nada más aterradora. Quizá me paso de exagerada o de radical, es probable. Pero así lo veo y además estamos en enero, que es un mes de echar a andar.

Nuestro inicio es increíble, tanto, que aún no ha sucedido. Que sólo lo he soñado esta noche, antes de despertar. Pero estoy segura de que sucederá. Y de que el tacto, el mejor de los sentidos, tendrá mucho que ver en él. ¿Tú también lo crees?

Foto y ©: Elizabeth Tsung


Etiquetas: , , , , , , , ,

3 Comentarios

  • 1. Anillos de Compromiso  |  5 enero 2017 - 19:40

    Felicidades por el post,

    Coincido plenamente contigo, quizá a eso se le pueda llamar “amor a primera vista” o “ufff, ese es el amor de mi vida”. Esa relación inesperada, ese encuentro desprovisto de propósito, o ese sentir que algo se sumerge dentro de tu piel, es algo tan “preciado” que no deseas que esos segundos se puedan perder en una efímera ilusión. Deseas con toda tu alma que exista un excusa para poder decir algo que llame su atención, que haga que te mire o que anuncie tu presencia. Pero claro, también esperas que esa semilla que se ha plantado en tu corazón ilumine el suyo.

    El amor puede surgir en cualquier sitio, pero si surge en un momento inesperado, en un sitio alejado de tu mundo cotidiano, o simplemente porque sí, me da la impresión que se convierte en un secreto que deseas tener dentro de ti y no compartirlo. Quizá a eso se le llame amor loco, pero es un amor al que casi exiges que te regale un anillo de compromiso de manera inmediata.

    Un abrazo y que cada una de nosotras encuentre ese amor que perdure para siempre.

    Feliz 2017

  • 2. Julieta  |  13 enero 2017 - 03:40

    Estimada:

    Te comento desde Tucuman, Argentina, feliz de leer tus notas. Siempre encuentro en el blog algo de mi interes.
    En alguna medida me benefician tu palabras, sera que me identifico en varias de tus ideas.
    Me atemoriza tanta presión, la religión, la familia, la sociedad, todo el tiempo transitamos, al menos así es mi caso, el camino de la vida pensando constante mente en un objetivo, queriendo cumplir las expectativas de otros, es que el miedo de desilusionar a la gente que queremos nos hermetiza, y olvidamos por completo nuestros objetivos, nuestros deseos, y si no es el caso de llegar a olvidarlos, renunciamos a ellos.
    Es que creo que la clave de la felicidad esta en vivir de acuerdo a nuestros propios principio, tratando día a día de exponer nuestra mejor versión… así no tendremos nada que reprocharnos.
    SIento el amor en el aire, cuando pienso en El. Aunque nuestros objetivos no sean los mismo, aunque la vida nos haya puesto por senderos diferentes, estamos bajo un mismo cielo, y eso es fascinante, el solo hecho de saber que el existe, me hizo abrir el corazón…
    Gracias por tus notas, saludos atte. de una seguidora

  • 3. sandrawriting  |  13 enero 2017 - 13:16

    Gracias a ti por tu comentario y por tus bonitas reflexiones, Julieta, me ha encantado recibirlas y leerlas. Un abrazo.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


cuatro + = 9

Subscríbete a los comentarios vía RSS