Twist and shot » Vidas paralelas

11 junio 2015

Vidas paralelas

vidas paralelas

Listen while you look…

Cuando la música llamó a la puerta de Elisa ella había salido a bailar. Cuando el amor se dirigía a su casa ella doblaba la esquina. Cuando la alegría llamaba por teléfono su móvil estaba fuera de cobertura. Así era más o menos su vida, un compendio de casualidades fatales. Su fuerte no era estar en el momento preciso en el lugar oportuno. Más bien era especialista en lo contrario. Si hubiera un antónimo de “don”, que igual lo hay, pero ahora no sé cuál podría ser, esa sería la palabra que mejor le definiría. Vale, lo he buscado y el antónimo de “don” es “torpeza”. Suena algo duro, pero sí, encaja con la cualidad principal de Elisa.

Ella, por supuesto, no sabe cuál es el motivo de que no le pase nada de lo que desea que le pase, no lo achaca por tanto a su propia incapacidad para ser oportuna. Simplemente cree que su momento de gloria aún no ha llegado. Y lo busca, vaya si lo busca.

Hace unos años dejó el pueblo en que nació para adentrarse en las fauces oscuras de la gran ciudad. Creyó que en ella podría alcanzar el éxito profesional y que de su mano vendría también el personal. Pero lo que encontró fue una marea de rostros desconocidos, un tráfico infernal, mucho calor en verano y mucho frío en invierno. Aparte de eso, algún que otro trabajo precario que le permitía a duras penas pagar el alquiler de una habitación en un piso compartido del centro. Aun así, ella lo seguía intentando, optimista. Y siempre podía acercarse a la playa al terminar el día, ese era un lujo a su alcance y le cargaba de buena energía.

Más o menos al mismo tiempo que Elisa dejó su pueblo a Álvaro empezaba a agotarle Barcelona. La ciudad moderna, las motos que invadían sus calles, las chicas elegantes que paseaban por sus barrios elegantes, el potente olor a mar mezclado con el asfalto, todo lo que siempre le había encantado ahora le asfixiaba. También le cansaba su trabajo en la agencia de publicidad en la que le había resultado tan difícil entrar. Luchaba contra estas sensaciones, pero sabía de antemano que esa batalla la tenía perdida y que más tarde o más temprano se largaría y lo dejaría todo atrás.

Fue más pronto que tarde. Llenó una maleta con sus objetos sentimentales, olvidó todos los prácticos pensando que ya improvisaría sobre la marcha, según los fuera necesitando, y cogió un tren hasta un pueblo perdido del interior. Allí empezaría una nueva vida, confiando en que el contacto directo con la naturaleza le trajera algo importante, experiencias que le llenaran. Sentía exactamente eso, que dentro de él había un vacío, un espacio por llenar.

Álvaro y Elisa eran almas gemelas. Pero tenían un problema, sus vidas eran paralelas, como las vías de los trenes que cogían para ver nuevos paisajes, encontrarse en distintos escenarios y buscar nuevas versiones de ellos mismos. Si uno de los dos se quedara quieto tendrían una posibilidad, sería pequeña, pero existiría. Sin embargo, la vida es movimiento; así lo creían los dos y así seguirían, moviéndose en solitario en un viaje infinito.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

19 Comentarios

  • 1. Cova  |  11 junio 2015 - 15:34

    Muy bonito pero muy triste. “La vida es movimiento”.

  • 2. sandrawriting  |  11 junio 2015 - 23:48

    Ay, no pretendía yo dejar ese poso de tristeza, Cova…

  • 3. El Vestidor de Lena  |  11 junio 2015 - 18:33

    Muy bonito…

    Novedades en http://www.elvestidordelena.es, visítanos!!

  • 4. sandrawriting  |  11 junio 2015 - 23:48

    Gracias : )

  • 5. gabriellamedrano1808  |  11 junio 2015 - 20:09

    que preciosidad…saludos desde mèxico.
    El mundo es redondo, en una de esas habrà algun encuentro

    te dejo mi blog que empiezo ilusionada
    http://thedrawerofbeauty.blogs.elle.es/

  • 6. sandrawriting  |  11 junio 2015 - 23:47

    Gracias, Gabriella, me encanta esa idea del mundo redondo que propicia encuentros. ¡Enhorabuena por tu blog, adelante con él!

  • 7. Noelh  |  12 junio 2015 - 13:02

    Hola Sandra!!

    Hay personas que seguimos esperando nuestro momento y sabemos que cuando llegue estaremos preparados y será maravilloso.
    Mientras tanto sigamos viviendo!!!

    Que tengas un estupendo fin de semana.

    Un abrazo.

  • 8. sandrawriting  |  12 junio 2015 - 13:05

    ¡Bien por tu filosofía, Noelh! Feliz fin de semana también para ti, abrazo de vuelta. : )

  • 9. Caro  |  12 junio 2015 - 13:54

    Qué bonito!! Creo que mi Alvaro tb anda por ahí perdido! 😉

  • 10. sandrawriting  |  15 junio 2015 - 17:51

    Gracias, Caro. ¡Que se encuentre! 😀

  • 11. Evacppr  |  14 junio 2015 - 23:15

    creo q yo tengo ese don!!jjj y me encanta!
    La vida es movimiento…a disfrutarla!

  • 12. sandrawriting  |  15 junio 2015 - 17:51

    A disfrutarla siempre, Eva, o al menos a intentarlo 😀

  • 13. María López  |  14 junio 2015 - 23:28

    Sí que es triste, sí!!!

  • 14. sandrawriting  |  15 junio 2015 - 17:50

    Ay, no pretendía yo eso, María, la verdad…

  • 15. Quela  |  15 junio 2015 - 01:04

    Que realidad, invade de una ternura hacía Elisa que aún sin nada no pierde el optimismo pero hasta cuàndo ?, ésta pregunta es la que me produce tristeza. Espero que en un movimiento llegue ese Don a su vida.
    Dónde puedo seguir la historia.
    Un saludo

  • 16. sandrawriting  |  15 junio 2015 - 17:50

    Lo ideal, no perder nunca ese optimismo, Quela. La historia termina aquí, o mejor dicho, que quien la lea la continúe y le ponga su final favorito 😀 Un saludo de vuelta.

  • 17. Cris  |  20 junio 2015 - 16:14

    Pero que historia tan bonita! Me siento tan identificada con Elisa y con Alvaro… Piel de gallina!
    Gracias! Besos!
    😉

  • 18. sandrawriting  |  25 junio 2015 - 22:20

    ¡Gracias a ti, Cris! Me alegra un montón que te haya gustado. Un abrazo grande! ; )

  • 19. sandrawriting  |  27 junio 2015 - 12:28

    Muchas gracias a ti, Cris. ¡Feliz finde! 😉

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


6 − = cinco

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS